Este blog solo funcniona como archivo. El nuevo blog se encuentra en yonderliesit.org/aztlan.

16 de febrero de 2006

Análisis de la frontera II

Topográficamente Nuevo Laredo no es un lugar estratégico para la maquinaria militar de los EEUU. En comparación, Tíjuana sí lo es y no me cabe la menor duda de que los EEUU tiene agentes por toda la Baja California, vigilando lo que los militares mexicanos no pueden vigilar: las instalaciones navales a 15 minutos de la Avenida Revolución. Es casi imposible no creer que los EEUU tenga agentes estacionados en Tijuana.

Por eso Tijuana esta en el radar de los norteamericanos. Hay que proteger esas bases navales a toda costa y la gente de poder se habla entre sí aunque bien a los gabachos les importaría un comino decirles tengo a tal y tal en Tijuana a sus colegas en Tijuana.

Es por lo tanto un poco surreal que los panistas que ayunaron por cuestiones de solidaridad hacia el immmigrante no comprendan la dinámica de la ciudad y los fenómenos que ahí se suscitan.

1.- O son verdaderamente solidarios con los immigrantes

2.- O son títeres de la doctrina Estrada que en la frontera nunca lo fue y quieren taparle el ojo al macho por eso de efectos indirectos pues el gobierno gabacho con su retórica anti-emigrante está de hecho ayudándole a los tijuanenses bajar el índice de delitos en la ciudad, o por lo menos, delitos de mayor gravedad.

Aunque tampoco dudamos de que el gobierno mexicano sepa de los operativos de Washington en suelo mexicano, Tijuana, en este caso, mas como siempre, el hermetismo gana por obvias razones.

En lo que concierne Seguridad, todos en Tijuana deberían de estar ultra agradecidos hacia los EEUU y todos esos congresistas norteamericanos que piden un muro porque eso significa menos violencia para Tijuana. El muro no sólo detiene el paso de immigrantes a EEUU, una válvula que México necesita, sino que le quita toda posibilidad de negocios al Hampa.

Uno de ellos siendo el narcotráfico. Además, su construcción le quita el íman que atrae a malos elementos a la ciudad porque si bien uno de los negocios más rentables de la decada de 1980 fue el tráfico de personas al Otro Lado. Hoy esa industria no existe al grado que llegó a tener antes de que la Guerra Fría terminara. Y es que antes Washington carecía de enemigos y ahora los tiene y todos sabemos quienes son. Eso le quitó el business a los malos elementos, gente pobre sin educación pero astuta con una única meta al llegar a Tijuana, trabajar la plaza.

Es por eso que las broncas con armas pesadas no se dan en Tijuana con la frecuencia que se da en Nuevo Laredo. En Tijuana hay mucho qué perder además de que hay muchas caras que frunciarían sus facetas ante tales actos. Ahora el crimen está más organizado y dentro de bufetes.

Si el contrabando de armas provenientes de los EEUU ha sido siempre un tráfico de antaño en Tijuana mas uno del cual nadie habla, la posibilidad de que por Tijuana esto se lleve acabo por estos días no es posible ya. El flujo de esos bienes ya está restringido.

Otra cuestión que sale a aflote en la lectura de los artículos:

Las firmas que brindan seguridad a los empresarios de importancia en Tijuana de seguro que no son mexicanas. El negocio ese lo tiene acaparado el mercado de mercenarios estadunidense. Cosa que hay que notar que al gobierno se le duerme el gallo en este tema.

Entonces, la hipótesis es que debido a la ubicación estratégica que Tijuana goza, el crimen contra instituciones democráticas que se esta dando en otras fronteras no se dará con la misma intensidad en Tijuana.

Hay demasiada información intercambiando manos a todas horas, o sea, hay oidos, ojos y sabuesos por todos lados. O por lo menos, eso debería de estar pasando hoy por hoy entre todas las organizaciones gubernamentales tanto mexicanas como gabachas.


Technorati Tags: , ,