Este blog solo funcniona como archivo. El nuevo blog se encuentra en yonderliesit.org/aztlan.

21 de abril de 2006

Oratio S. Thomae Aquinatis ante studium

Written by St. Thomas Aquinas (1225-1274), who would often recite this prayer before he began his studies, writing, or preaching.

Creator ineffabilis, qui de thesauris sapientiae tuae ... elegantissime partes distribuisti: Tu, inquam, qui verus fons luminis et sapientiae diceris ac supereminens principium, infundere digneris super intellectus mei tenebras tuae radium claritatis, duplices, in quibus natus sum, a me removens tenebras, peccatum scilicet et ignorantiam.

Qui linguas infantium facis disertas, linguam meam erudias atque in labiis meis gratiam tuae benedictionis infundas.

Da mihi intelligendi acumen, retinendi capacitatem, addiscendi modum et facilitatem, interpretandi subtilitatem, loquendi gratiam copiosam.

Ingressum instruas, progressum dirigas, egressum compleas.

Tu, qui es verus Deus et homo, qui vivis et regnas in saecula saeculorum. Amen.
Esta oración es una de las más chingonas que hay en el mundo cristiano. Pocas me han impactado como esta. Llevo cómo 12 años con ella, y cada vez que regreso a leer las palabras en Latín no deja de sorprenderme el poder que hay detrás de ellas y eso a pesar de que no sé latín. Hay una traducción de la oración al inglés aquí. Mas simplemente no me sabe, ni quiero, viene a mente Carlos V el quién hablaba alemán a su cabello y en castellano a Dios.

Antes me daba una emoción tremendesísima leer la oración porque sentía que la oraba al leerla, que me daba entrada al mundo de las letras cuyas ideas distan del mundo que se esmera más en producir imágenes que pensamientos e ideas.

Hoy en día, lamento que esa pasión no exista ya aunque la letra de la oración toca fondos igual de misteriosos que los de antes. Y es que ya no me dedico tanto a la lectura, o no sé leer ya o no sé prioritar ya, quizá leo cosas sin valor, quizá las emociones, que en constraste con el mundo que las letras vieron por primera vez, sean un obstaculo, quién sabe, como el Copernicus de John Banville cuya visión merodea la fenomonología y no lo corporal mas alréves para mi, cosas que no importan, no sé, pero ahí está. Read it.


Technorati Tags: , ,