Este blog solo funcniona como archivo. El nuevo blog se encuentra en yonderliesit.org/aztlan.

8 de junio de 2006

lecturas bló de Tj

¿Porqué separan el ímpetu de imprecación lingüística y el léxico de apertura catársica brava en los artículos que redactan para la empresa periodiquera a la que se encuentran sometidos por vía de subordinación salarial. ¿Porqué aquí sí y allá no? en El Jesuitismo del Daniel Salinas y el Trencitas o cuando la vitrina bloguera es el gran desahogadero.


La libertad de expresión es un vocablo que pocos entienden y mucho menos en los medios periodísticos de México o de hecho en muchos países otros, como Suecia, por ejemplo.

Libertad de Expresión es una frase en genitivo, algo así como decir el carro de Ana o el blog de Julio. Implica posesión, tener algo. El genitivo en español se escribe primero con lo poseído, lo que se posee, en este caso, la Libertad y después el que posee, o sea, la expresión.

Todo el valor de la frase se centra en el vocablo libertad.

En el mundo periodístico esto ha solido significar criticismo sin candados y en nuestro país, México, esto ha sido una batalla, por lo usual, entre la clase gobernante, del poder y la sociedad donde el ramo periodistico toma el rol de portavoz de susodicha sociedad. Aunque hoy por hoy la amenaza proviene de la Cosa Nostra mexicana y del Norte.

Es por eso que se nos hace curioso, aquí en las oficinas de Síndorme de Estocolmo, el giro verbal que la frase anteriormente mencionada adquiere en el blog de Eterno Retorno.

¿Libertad de expresión? [...] el alcalde [de Tijuana] Jorge Hank Rhon, hijo de esa tradición, gusta de tener a los colegas de su parte y por ello no escatimará a la hora de agasajarlos con regalos en el mal llamado Día de la Libertad de Expresión. Lo más triste es que con excepción de mis colegas de Zeta y nosotros, los periodistas aman comer de la mano de ese señor. Mañana por la noche tragarán como puercos, se embriagarán y con sus DVD y sus viajes a Acapulco celebrarán vivir en un país tan bonito que permite a los periodistas expresarse libremente, aunque esa libertad jamás la uses, pues consideras que no te sirve de una chinagada. Y mejor no hablemos de los medios que se dan baños de ética pureza, pues hoy en día la libertad de expresión se acaba donde empiezan Urbi y casas Geo.


En Eterno Retorno, la Libertad de Expresión se delímita a una serie de éticas que hay que vivir para ser parte de los verdaderos héroes de la libertad. Una de esas éticas es no aceptar lo que él llama como chayotes, una costumbre que tiene viejo abolengo y una practica que antes gozaba un mejor estatus la cual llevaba por nombre emolumento. 1

emolumento. (Del lat. emolumentum, utilidad, retribución). 1. m. Remuneración adicional que corresponde a un cargo o empleo. U. m. en pl.
Real Academia Española.


El fondo insorbonable, para robarle a punta de madrazos una frase a Ortega y Gasset, es la propuesta que existe en la definición de Eterno Retorno. Y es que sí nos van a dar clases de ética habrá que cuestionar si el impartidor es juez en su propia casa. No hay que ir demasiado lejos para afirmar que Eterno Retorno es más faramalla que pantalla. El tipo de post que pone en su blog raramente o más bien nunca, se ve en las primeras páginas del periódico en que trabaja. Ahora, ¿qué pasa?

Lo que Eterno Retorno no quiere aceptar es que su trabajo es también una especie de prostitución al mejor postor. La empresa periodística en la que trabaja le límita su expresión, la creatividad en la expresión, por unos cuanto pesos en forma de sueldo lo cual lleva una serie de contratos no escritos. Uno de ellos siendo que todo lo que salga de la pluma de DS será subordinado a los intereses de la empresa. Festeje o no festeje la libertad de expresión como sus demás colegas lo hacen es una bronca, por lo visto, que Eterno Retorno toma muy en serio, porque, uno que es lector ávido de los posts de DS constatará que no es la primera vez que denuncia este tipo de actos. Sin embargo, lejos estamos de ver en las primeras páginas de la empresa en que trabaja propagar a los cuatro vientos los conflictos éticos en los eventos que Hank hace a los servidores que ostentan el derecho de tener en mano la libertad de expresión.

Como punto final, creo que es una ilusión bastante vaga decir que un periodista posee libertad de expresión hoy por hoy.


Technorati Tags: , ,