Este blog solo funcniona como archivo. El nuevo blog se encuentra en yonderliesit.org/aztlan.

26 de enero de 2006

Son las 07:07 am

Son las 07:07 am. Viernes. Enero. Dentro de 20 minutos se alcanzaran a ver los primeros inicios del día irrumpiendo la tela negra de la oscuridad invernal. Algunas luces solares romperan lo negro con rojo, azul, blanco, gris. Hay once grados menos cero de temperatura y está oscuro aún. Dicen los suecos que con la nieve se mira más clarito el día. Cosa que con el paso del tiempo y varios inviernos detrás de mi he podido constatar con mis propios ojos la verdad en esta voz del pueblo escandinavo. Habrá que ponerse la Rusa.

La Rusa es una gorra hecha de piel bovina, color marrón, forrada de lana de borrego de por estos lares de colorcito tirándole al beige. La lana de borrego es la más barata y la que más calienta la testa. Y es que pasando los cinco menos cero lo gélido cala las orillas de las orejas si es que uno anda caminando por las calles bajo esas temperaturas. Las veces que me he aventurado a caminar bajo esas temperaturas sin gorra me han hecho sentir el flujo de la sangre correr a cada rincón de mis grandes orejas sólo para verlas totalmente coloradas enfrente del espejo ya una vez dentro de casa.

Y vaya que lo hago. Nunca he aprendido a manejar un carro ni creo hacerlo nunca pero la idea va ganando terreno. Aunque debo de confesar que la idea de obtener un vehículo para evitar las temperaturas heladas de Enero nuca me han convencido del todo. Llevo más de decenio contemplando la idea.

La oscuridad ya no es, ahora tengo enfrente de mi el color negro del azul. Hoy hará frío, lo curioso es que ya me impuse a ello. Las primeras heladas de invierno son las más gachas, después se impone uno, se da uno cuenta de como es que hace más calor a cinco menos cero que a 7 menos cero y así. Hace días hizo 22 menos cero. El frío se sentía por toda la casa la cual está hecha de madera allá por 1929. Por lo regular caminamos descalzos en casa [en Suecia es raro que la gente use zapatos en el interior de sus casas]. Está vez no. Tuvimos que andar en pantunflas. Como tenemos la chimenea de la casa en el segundo piso a nadie de la familia le dio por bajar al primer piso más que a lo necesario. Hoy está haciendo menos frío. Es curioso como uno va aclimatandose al clima.


Technorati Tags: , ,