Este blog solo funcniona como archivo. El nuevo blog se encuentra en yonderliesit.org/aztlan.

10 de diciembre de 2003

Advertencia! Post largo de 800 palabras.



Curiosamente en Suecia me causa risa la manera en que se me discrimina, por el color de mi pelo. Mi pelo es negro, bello, lacio y con gel agarra un color más profundo, me gusta, negro, así es y de seguro seguirá siendo hasta que mi juventud de paso a lo que los gabachos llaman como middleage, donde las canas aquellas mismas que mi Abue me gritaba se le tornarían verdes por tanto desmadre que causé en TJ, esto se lo decía a un Punk de TJ, vaya, la alucinación no se hacía esperar, pero nunca sucedio, las canas son plateadas o blancas, algunas amarillentas con ese color que los gringos llaman como antique.

En los EEUU fue mi piel, mi piel morena, tostada, color café claro, café con leche, raza de bronce. También mi bilingüismo fue blanco de los güeros. Mi acento en mi inglés chicano, la gente lo llamaba ‘inglés imperfecto’ y en más de una o dos ocasiones, cuando soltaba la lengua al hablar en español y los gabachos nos torcian hablando, el dominio de los gringos se hacía presente, nos hacían sentir ‘extranjeros’, de seguro aún se da.

Más este tipo de racismo se canalizá hacía lo exterior, lo visible. lo que se puede discernir como diferente, a lo que el reciente fallecido Edward Said llamó ‘El Otro’. Eso que vemos y nos hace diferente del uno y del otro.

Aunque esto se proyecta extrovertidamente, el racismo se da introvertidamente. Es un producto de nuestra sociedad, nuestras sociedades, desgraciadamente la humanidad es racista, así sean Chinos, Mexicanos o Esquimos, todos practicamos el racismo, todos queremos dominar. (ver reciente post de Chango#100)

La diferencia yace en cómo administramos este tipo de sentimientos (ver post martes 12/9 de Ras Rogers). Mas sólo hay un camino, vivirlo en carne propia, pues el racismo lo hace a uno sentir mal, a mí me hizo sentir mal. Por eso la semiótica Chicana fue un gran alivio para mí. Me hizo sentir orgulloso de mi, de mi cultura, de mi pasado, para algunos esto es cuestión de mofa, no entienden el proceso regenerativo que causan las imágenes esas de Aztecas, de Mayas, ver y escuchar spanglish, tiene un motivo, todo eso nace a base de querer sentirse parte de algo porque el racismo gabacho y demás, alineates.

Entiendo ese deseo de querer sentirse orgulloso de lo de uno como Daniel Salinas lo expresa: "En lo personal me siento mucho más identificado con España, de donde provienen mis raíces, mi idioma y toda mi carga genética.", él se siente más identificado con lo Europeo y ¿no es su post titulado: Los indigenistas y yo un intento por querer justificar con datos históricos (una de las ciencias más controversiales de por cierto) un deseo de bienestar? Daniel Salinas es la minoría en México como yo soy la minoría en Suecia y lo fui en California. Mas creo que eso de barrerse con la historia de la cultura indígena en México, contada desde la perspectiva Occidental, es dar bajo la cintura, pues gracias tanto a Torquemada y su banda de supersticiosos y los mismísimos Aztecas mucha historia contada, bajo una escritura claramente desdeñada por Salinas, fue echada a la hoguera y por ende mucho no se sabe de aquellos viejos mexicanos que no logra Salinas del todo comprender.

Yo no me puedo poner en los zapatos de Daniel Salinas porque no soy ni rubio ni güero pero si puedo entender su frustración querer nombrar algo inombrable en nuestra cultura: el culto a la tez blanca que nadie representa mejor que Televisa con sus telenovelas y las oligarquias mexicanas. Nadie habla de ello, si no que se vive y bueno, ¿por qué? La razón radica en los mismos motivos qué alimentaron mi bienestar en California: Se ve.

Una de las cuestiones más curiosas es como la gente representa al ‘otro’, para el gabacho por estos días no existe cara más malosa que la del musulman, experiencias que los Chicanos hemos vivido de por si ya desde los tiempos remotos de la revolución. El malo en la cultura gabacha siempre es moreno, los güeros casi no se ven, los güeros no son ‘tan’ criminales. La cosa es que los morenos estamos quemados pues.

El racismo es una ideología de dominación como expresa Arjuna Peragón por eso mismo puede Daniel Salinas creer cosas como: Digan lo que digan, las culturas europeas del Siglo XV eran infinitamente SUPERIORES a las culturas precolombinas y Digan lo que digan, la absoluta superioridad de la cultura europea sobre la mesoamericana es incuestionable. De hecho yo también quiero dominar, como cualquier buen humano, creo que lo mio es lo mejor.

Qué bueno que D Salinas haya ofrecido su punto de vista porque su posición queda más clara, se agradece que se haya tomado el tiempo para ahondar este tema tan poco discutido.