Este blog solo funcniona como archivo. El nuevo blog se encuentra en yonderliesit.org/aztlan.

30 de diciembre de 2006

unstate of the Tj blogsphere: last one to go turns off the lights

Monsiváis decía que los ideales de la Generación X no echaron raíz en América Latina por el hecho de que aquí la frustración existencial no se debe tanto al aburrimiento como a la carencia. Yo lo complementaría: la Generación X no pegó en México porque la gente que podía haber cuestionado un sistema de injusticias, omisiones y obviedades, que pudo haber optado por no optar, que pudo haber dejado en claro el mal funcionamiento de las cosas, está demasiado cómoda y tiene demasiado miedo.

Proof

La blósfera tijuanense murió sin pena ni gloria. O quizá murieron los viejos como yo. O más bien los bríos por escribir porque yo sigo vivito y coleando.

Lo que permanece:

el esnobismo de la clase media tijuanense, la mayoría de los blogs de Tijuana son compuestos por morros y morras cuya afluencia económica es visible. Dista pues de representar una Tijuana plural. Suelen ser adherentes de lo peor de México, apáticos, sin sentido social y sin aportar una visión real al desarrollo de Tijuana. Cómo buen pocho, los tijuanenses de la blósfera albergan el último deseo de todo buen ciudadano de tj, irse a Los. Largarse de la ciudad. Es nada más de ver que muchos blogs de tijuanenses están posteando desde el extranjero. Mas hay cierta esperanza, salieron varios blogs con clara tendencia de izquierda, organizados y varios viejos nuevos que supieron confrontar los rápidos cambios de las letras online.

Lo que se va, sigue llendose y largate ya: el TJBF.

Estos rucos y rucas de la blósfera ya no dan ni patadas de muerto, sólo uno que otro da de vez en cuando algo a pensar pero en lo general esta generación no aportó nada más que así mismos. Dueños de la cultura de Tj, la mafia del TJBF no dará lata por las redes de la blósfera pero jode, por ser impulsores de nuevas tendencias, según ellos mismos, causa lástima ver como poco a poco se amarran sus huesos en las instituciones de los gobiernos que decían aborrecer. Posers, wannabes y viejos con ínfulas de escritores, escritores de editoriales patitos con sueños de cisne y que me perdone Hans Christian Andersen por la analogía. De por cierto, se rumora que el blog de los susodichos fue jakeado. Lo que posiblemente sí rindió fruto fue la horda de poetas que de ahí emanaron pero concuerdo con el Charkito: no hay interés por entender el lenguaje de la poesía o los mecanismos que de ahí emanan. Lo que se presume como poesía entre los seudopoetas de Tiyei es mera inspiración no ya proveniente de musas celestiales sino de viles comunes y corrientes infradeidades etílicas de la peor ralea. Se confunde, en muchos casos, inspiración melancólica causada por ebriedad con trabajos cuyo labor requiere dominio de idioma, lo peor de todo, no hay profundidad ni en el fondo de la botella que consumen para inspirarse a escribir. Lo único bueno: Omar Pimienta, quizá una Amaranta Caballero cuyo interés por la confusión a veces le rinde tributos deseables. Lo que importa es que la blósfera tijuanense rebasó al tjbf, rip et al. Debemos de admitir que si lograron algo, lograron lo que querían, llamar la atención. Su flaqueza, no saber torear la crítica. A esos sólo les interesaba el lector nais, ese que no criticaba sino que leía y quedaba admirado. Cosa que no logré comprender del todo pues ¿qué miedo le tienen al lector critico actual, del here and now, si es que son tan chingones como son? Para que vean que los escritores de papel no tienen nada que ver con la blósfera online pues escritores de papel no aceptan dialogar ni quieren presentar ideas para discutir sino sólo presumir que son escritores. El escritor de papel con blog en mano no sabe ser lector o ya no se acuerda de ser uno. Los del tjbf buscaron fama mas lo malo es que la fama no sabe leer y ahora hay varios de esos bloguitas por revistas, periódicos y otros medios de comunicación offline mas nadie sabe quienes son. No sé a qué posteridad le apuestan pero válgame, que mala apuesta han hecho. La audiencia es uno, no el lector ideal. Lectores offline no existen ni discuten ni mucho menos se argumenta a favor de las ideas expuestas en revistas que nadie compra. Y eso es lo que pasó, estos señores escritores y escritoras señoras quieren lectores nais y no burdos cibernéticos con exigencias por letras que contengan merito en ellas y no nada más el saber teclear un simple párrafo con una pizca de algo. Se busca lector nais, que no critique o como se dejo escuchar por ahí en mero remolino de la blogstarwars en un comentario al Rafadro: no les hagas caso, entre más los pelas más joden. Hyépez dixit.

Los desaparecidos:

(1) los periodistas de Tj.

Tan rápido como entraron al desgarre canibalístico de las letras de Tijuana salieron cómo por arte de magia sin que hubiere pío al respecto. Quedan muy pocos en la red dedicados al desmadre de Tj y sus voces están ya escondidas o bajo otros seudónimos que uno no alcanza a descifrar. El único campeón de este género es el Payaso Ruin el quién supo combinar profesión con blog sin que le temblara la mano en lo que dice como en algunos ciertos casos de los pocos de ellos que quedan en la blósfera. Hay varios blogs que prometen algo: Revista Entre Líneas.

(2) Las feministas.

Quién sabe a dónde fueron a dar pero ya no se escuchan por la red. La corriente feminista lidereada por crg desapareció like a bad fashion statement y en vez de hacer fuerza para sus causas cada quién pegó requinto pa' su rancho. Para que vean que las ideas no tienen sexo ni limitaciones sino seres humanos indispuestos a dar la batalla por lo correcto.

(3) El bló como literatura

Lo que prometió ser, y sólo alcanzo a unos cuantos, la promesa hecha a las masas. Se habló bastante de que si la blósfera era literatura en sí, esta tentación atrajo a mucho a calar las teclas de la nueva máquina de escribir, era tan sencillo, zas, pang y listo, todos eran publishers. A ser verdad, sólo unos cuantos han logrado su objetivo, entre esos, sólo académicos preparados con títulos y reconocimiento oficial, subsidiados por instituciones, que más buscan a callar que divulgar, las ideas para darse el lujo de decirse promotoras de la cultura cuando todo es un nido de nepotismo, amigismo y compadrismo. La creatividad se le hizo fuchi y en vez de incluir se excluyó a lo machín. Nadie quería dejar el pedestal de la letras ya una vez interpuesto por las falsas alabanzas ahí. La palabra, para muchos, es un medio de vida económico y un medio descarado de ganarse la vida. En Tijuana, sólo poner algunas letrillas de algún escritor famoso para que todos crean que sabes mucho. Y aplicar las teorías de las ideas ni quién diga cuando.

(4) Death of the blofstar

Lo que cesó cual último destello de estrella fue la muerte del blofstar. Sin más ni menos de pronto cesaron las estrellas de la blósfera tijuanense. No hay reuniones y nadie quiere escuchar de la blósfera tj, nadie quiere saber quién es quién. Ni sus protagonistas ni sus lectores. Las blog reuniones dejaron de causar sensación y cada quién jaló para su jacalito en la güeb. Quizá para lo mejor ya que los que sobrevivieron mostraron de qué estaban hechos y no abrieron un blog nada más por ir de parranda o cojer con Juan y Juana a los cuatro vientos. Malos recuerdos de esos encuentros hay muchos y para lo que sirve el blog no hubo ese colgadero de ropa sucia a la vista de todos, Tijuana, por grande y hermosa que sea tiene un pueblo chico donde alguien conoce a alguien todo el rato. Así como tampoco se logro mi más anhelado sueño, que hubiere un blogsmexico pero solamente de Tijuana. Monterrey logró vivir el suyo pero no logro permanecer. Lo mejor de esa ilusión es que ahora la posibilidad es más palpable pues un sitio dedicado a los tijuanenses bloguitas es más que rentable. Puede que se dé la tendencia de hacer business con la blósfera.

(5) Tijuana

Quizá el diálogo que más unió a Tijuana también fue causa de su perecer: Tijuana. De repente, los cronistas de Tijuana cesaron como lo mucho que cesa en Tijuana y sólo las memorias sin contar quedan en algunos de nosotros. Algo existió y como la topografía del centro de Tijuana hay más memoria de lo que hubo de lo que es. Por ejemplo, todos tenían una topografía de Tijuana sui generis pero casi nadie procuró el ente del tijuanense, nadie quiere hablar del tijuanense, hablar de Tijuana sí pero del tijuanense no. Causa mucha polémica porque al igual que su ciudad, el tijuanense son muchos con diversos matices que dejan a luz tanto como esconde lo que es.

Por último, el desarrollo de la comunidad bloguita de Tijuana quizá sufrió su más grande cambio, cambió del famoso blogger blogspot a otras herramientas o plataformas de bloguear, se dispersó en otros ámbitos y la separación del bloguita tijuanense de su centro se vio fragmentada y desunida.

En fin, este año no hay pronósticos para la blósfera tijuanense, sólo sorpresas y esperamos con ansías locas que sean buenas sorpresas las que nos aguarden este 2007.


, ,