Este blog solo funcniona como archivo. El nuevo blog se encuentra en yonderliesit.org/aztlan.

29 de mayo de 2006

Surfing earthquake waves

The Daily Show With Jon Stewart tuvo como invitado especial a Robin Williams. Y en una de esas Stewart y Williams se pusieron a cotorrear sobre terremotes porque California salió como tema. Lo hubiere dejado pasar de largo a no ser que al día siguiente salio en las noticias locales que Estocolmo sufrió un terremoto de 2.0 en la escala de Ritcher. Ritcher, un nombre que cobra vida en los labios de hispanos cada vez que tiembla.

Francamente, me dio risa. Y es que cuando recien llegue a Suecia una de las cosas que cambiaron en mi fue la sintonía que uno mantiene con la tierra. Allá, Baja California, California, uno está siempre atento a las vibraciones que la madre naturaleza despide a cada rato. Nombres como la Falla de San Andrés son pan de cada día para uno. Yo viví los mios allá tanto en Tijuana como en la Bahía de San Francisco y San Diego y no por ser ave de mal agüero pero espero y algún día se me haga vivirlos de nuevo. Cuestiones de emigrantes puesn.

Decía con frecuencia, antes, que lo que más extrañaba de mi tierra eran dos cosas: balazos y terremotos. Lo de balazos quién sabe, y lo decía porque en California es más frecuente escuchar tiroteos que Tijuana. Creo, que a pesar de que en México hay mucha violencia aún existe el temor a portar armas. Lo de terremotos, eso sí, ni quién lo niegue, son parte de la fauna local.

No sé por qué de repente no me gustó no estar al tanto de las vibraciones de la tierra pero lo extrañaba y cada vez que escucho, aquí en Suecia, ya van dos, que ha habido un terremoto, las memorias me inundan con sus imágenes especiales, de mi reperterio personal y me acuerdo de los chistes locales, como aquel que reza que uno surfea las ondas, o sea las vibraciones de los terremotos. Esto a referencia a que en los EEUU las vibraciones son llamadas earthquake waves y como California se distingue por ser surfeadora por ende la relación a que uno surfea las ondas de que un terremoto causa.

Sea lo de cada quién, aquello del apego al terruño tiene, para mi, su razón, su motivo a ser y su explicación científica en lo dicho anterior.


Technorati Tags: , ,