Este blog solo funcniona como archivo. El nuevo blog se encuentra en yonderliesit.org/aztlan.

5 de marzo de 2006

Domingo

Vaya sorpresa.

Federico Campbell tiene blog. Me dí cuenta de ello ahora que leía el Frontera. Bienvenida sea la participación de este señor de las letras mexicanas a la blósfera tijuanense. Por lo menos aquí en las oficinas de Síndrome de Estocolmo estaremos atentos al desarrollo de la narrativa bloguera de este hijo predilecto de Tijuana así como el uso del espacio que ahora tiene enfrente de sí. Por lo pronto esperemos que el medio le siente bien, es muy bien sabido que no ha todos los hispanosparlantes les agrada el blog como medio de expresión y pronto cae el uso del blog en la desilusión amén del olvido. Esperemos, con el transcurso del tiempo, que Federico nos pueda dar su opinión de lo que el blog representa para él.

Hablando de focas, que nada tiene que ver con el tema, toco un aspecto personal de mi vida en Suecia. Resulta que no hablo español en casa. Ni a mis hijas ni a mi señora. Aquí hablamos en inglés. LLevamos mucho tiempo juntos como para empezar hablar español y cada vez que ella intenta hablar castellano rechina como para hacerme la piel de gallina. Simplemente no me gusta que hable español, no nos conocimos bajo ese idioma y el puente de comunicación siempre ha sido el idioma de Shakespeare.

Para los que viven en los EEUU es muy sabido que muchos hispanoparlantes se pasan la vida promoviendo el español a toda juventud que ven o en mi caso a parejas interculturales o interraciales como algunos le llaman y no se diga de la presión que estos benefectores de la lengua de los asesinos a mansalva de la Corona Española, la cual dejaron como una bomba de tiempo sin deparar en la humanidad del continente americano, ejercen en cuanto los niños de padres latinos dejan de usar el español como medio de expresión. Así mi familia que vive en California, los quienes después de haber de renegado el español durante decadas ahora me dicen a mi que porqué no les enseño español a mis hijas.

El español en la familia mexicana es muy esencial a no decir importante y en cuanto salimos del país lo usamos como medio de identificación general como cualquier otro ser del planeta utilizaría el suyo para dar con los suyos. Mas no es hasta que estamos afuera que comprendemos el verdadero valor del idioma y lo defendemos a diestra y siniestra así nos escupan en la cara tanto racistas estadunidenses como la gente propia de una que no comprende que hablar español en tierra arida no es lo mismo que hablar en tierra fértil como lo es México donde existen apoyos hacia el idioma mas no así en el extranjero así sea a sólo 15 minutos de Tijuana.


Technorati Tags: , ,