Este blog solo funcniona como archivo. El nuevo blog se encuentra en yonderliesit.org/aztlan.

24 de mayo de 2004

The Remains of the Day

...Hmm, Manual para Potenciales Escritores por R_ K. M

Prefacio: Erúdito de ciencias ocultas y transportista de leyendas nuevas de las Américas. Promulgado como el historiador con más conocimiento de los mitos prehispánicos y alabado tanto por la izquierda y la derecha en corrientes críticas de novelas modernas. El renombrado y famoso en todo el mundo, Carl Fountains dice: Esto es de gran aportación al mundo, queda uno atónito de tanta verdad tergersivada hecha recta por la pluma, en este caso ya, tecleada, por la mente de este genio de la república de las palabras.

[toc, toc, pam!] Estela, ¿qué deseará?

El cuarto de T, su lugar más intimo del departamento en Vistas Alternas era un lugar lleno de libros, regados por dondequiera y sin orden alguno, aunque en ese caos, él sólo sabía el orden de las cosas, su escritorio, modelo GGH-Nórdic Style comprado en IKEA hace más de tres años atrás presentaba ya marcas de café aquí y allá, su telescopio, tenía mucho que no le quitaba la tapa al lente y las paredes eran blancas con un sólo cuadro en la pared a su espalda, para verla al salir, era una mujer desnuda de Maplethorpe con un fondo negro y resaltaba su blancura, la lampara que tenía en el techo era redonda, 50’s style y blanca. El piso era de una madera lisa y recien encerada, le gustaba así, la sirvienta lo limpiaba, pero prefería mejor hacerlo él mismo por eso de su manía de limpiar todo a su manera. Brilla el sol y la luz del día entra por la ventana abierta con cortinas de cuadros azules, ve un avión despegar de Arlanda, se le queda viendo un rato antes de abrir la puerta. Baja el libro y se dispone a dejar entrar a Estela.

- ¿Qué tal?
[besos y besos, sonrisas y aló’s]
- Te trajé un regalo, mira.
- Wow, The Remains of the Day, by Kazuo Ishiguro, first edition, 1993.
- Este libro es de un amor frustrado, de un par que saben que sienten algo por si mismo y nunca hacen nada, ¿a qué se debe esto?
- ¿Ya lo leiste?
- [Piensa para si sólo: Sí, pero no te lo diré] No, pero he visto la pelicula con Anthony Hopkins, linda, hermosa, y grande, una de las clásicas más modernas en la historia de Inglaterra.
- Es un japonés crecido en Inglaterra.
- Lo sé.
- [Lucrecia camina hacia el estudio de T, se detiene en frente del libro que T leía antes de que ella llegara] Veo que insistes en aprender a escribir, ¿qué tal te va?
- ¿Has escuchado de bloqueo mental?
- Sí.
- Pues eso no me aplica aún pero trato de entender.
- Mamon.
- ¿Quieres algo de tomar?
- It’s nearly tea time darling.
- Saca mejor agua, es más saludable.
- Qué haces cariño, a qué se debe tu linda presencia, ¿hace cuánto que no nos vemos?
- Estoy aburrida, uttråkad como dicen estos suecos. Desde Madrid, tres semanas.
- Bueno, deja me pongo mis garras y nos largamos a Götgatan para ver que hay, que te parece?
- Allora, andiamo!.