Este blog solo funcniona como archivo. El nuevo blog se encuentra en yonderliesit.org/aztlan.

29 de junio de 2007

Quinto día

Es sorprendente entrar a países con pasaporte en mano. Uno es visto de otra forma. Entrar a México como mexicano es toda una experiencia. Mexicano, ok, paséle. Decir qué nacionalidad lo encubre a uno una especie de velo que nos protege y da acceso al conciente de uno. Entrar a los EEUU desde Tijuana también lo es, pero ahí están a la defensa todo el tiempo. Por ejemplo, los gabachos se admiran de la tecnología que cargo en mis papeles. No todos los días ven a un tijuanense cruzar como sueco, por ejemplo también.

*
Me quejaba de la vestimenta de los defeños. Mi queja es que no tienen gusto por las modas y no hay un sólo estilo que domine el ambiente, pero quizá exagere un poco. Lo que domina es el traje de los tantos burocratas que cruzan las calles de mi DF. O sea, el Centro Histórico. Mas a la vez la moda de las calles que recorro dicen mucho de esa cultura del usted que predomina en la capital. No así Tijuana.

Cuando se es nativo es facil de ver esta diferencia. Entre los nativos hay varias preferencias por el estilo de vestirse. El mas clásico es el del cholo, uno los wacha de volada, después siguen los del heavy metal, punk rock, gothic y los norteños. Vestirse de cierta manera en Tijuana significa que uno ha escogido un estilo de vida para definerse como inviduo entre una corriente de moda que permanece casi de por vida. Uno se identifica mucho con la música por estas tierras.

*
Aunque tengo diferencias ideológicas con el Frontera da gusto levantarse por las manañas y chingarse un cafe leyendo el matutino de los Healy. Hay mucho de qué criticar al Frontera pero en ciertos aspectos presentan nuevos modos de solucionar problemas que Valencia del Mexicano carece. Lástima que no sepan ostentar poder ya que ellos forman parte de una cadena que nada más no los deja explotar su potencial. Lo peor tantito es que no se definen, ni de Izquierda o de Derecha. Todo su contenido contiene productos que claramente favorece a los conservadores azules. Quizá sea demasiado problema en México explayarse por una corriente ideológica. Pero nada más porque no lo anuncian a los cuatro vientos no quiera decir que uno no sabe que corrientes de tinta corren por ese diario.

*
Pasé la mayoría del tiempo con ellos, los pocos vagos del terreno que aún quedamos. Tomé fotos, pisteamos y recorrimos los anales del pasado en un momento placentero para mi. Lástima que no aguante tanto ya si no me hubiere quedado más tiempo con ellos. Muchos de ellos, sin embargo, están gastados de tanta droga. Mi barrio sufre cambios por todos lados y los edificios que conocemos como el barrio carecen de futuro estructural. Estoy casi seguro que tarde que temprano el futuro de esos edificios será el dompe de cemento viejo.

*
Qué loco es cruzar la línea a pie por estos días. Creo que alguien está dando micas como un xmas gift o algo por el estilo. Pero si es una exageración que abusa del sentido de la palabra exagerado. Quizá sea muy fácil sacar papers estos days. No hay manera de explicar el flujo de personas al otro lado como peatón.



, ,