Este blog solo funcniona como archivo. El nuevo blog se encuentra en yonderliesit.org/aztlan.

18 de febrero de 2004

Confesiones de un bilingüe trilingüe

Debo de confesar que hay días que me lleva la chingada. Y es que hay veces que siento que no domino ningún idioma, siento que todo me sale mal y mezclo las gramáticas de las lenguas que supuestamente domino a tal grado que sólo podríase entablar conversacion con un esquizofrénico ( por favor de poner atención a la parte que dice: Así el pensamiento se vuelve vago, elíptico, oscuro y su expresión verbal es a veces incomprensible.). El vocabulario me falla y no encuentro las palabras que quisiera usar para poder darme entender con los mios. Siento que mi limite de expresión es demasiado sencilla y que bien pudiere haber descrito mis intereses de alguna manera mucho más mejor.

Disonancia Cognitiva? Lo dudo, lo que pasa es que me encuentro saturado, creo, no sé del muy bien porque tengo días en que los idiomas me fluyen como un rio sin para y hay veces que tengo castores trabajando arduamente por construir una presa justo en el paso del rio ese. Sólo me queda reir ante la situación al tratar de entablar conversaciones. Yo sé que un trago me ayudaría, un trago siempre es bueno pero tampoco es lo mejor para mí, me cansa.

También tengo que entender que estar bajo la constancia de tres idiomas en mi vida me hace un caos de poca madre. Mas porque me urge saber bien el sueco. El sueco es la causa sin duda de todos mis problemas puesto que lo necesito para salir adelante y poder comunicarme con ellos. El problema yace en que ellos no hablan mucho y por ende tengo que buscarme métodos alternos por un así decirlo. Así que de seguro ésta disonancia que me cargo por estos días, sí, son días, es de seguro a causa del sueco. Leer, a veces escribir, escuchar pero casi no lo hablo. Estoy de seguro en una etapa rara de mi adquisición de la lengua sueca porque en el inglés el demonio es otro.

Mi lengua materna es el español/spanglish (my people had a curious shop en TIjuana remember?) y el inglés lo adquirí de muy mocoso. Pero, y ahí viene el gran pero, crecí bajo un sistema gabacho donde se nos cuestionaba siempre si en realidad sabiamos inglés, sí en realidad eramos nativos del ingles et cetera. Mis años en California crearon un monstro que en inglés se le es conocido como Metalinguistic Awareness. La función metalingüística, o sea el monstro invincible para el bilingüe bajo un sistema represor como el de California allá por años 70's y más adelante después en los 80's para mí y de seguro se da aún, es que me "castiga" por decir cosas no deberiasen ser. No tiene otra función más allá de hacerme sentir mal por pequeños detalles como haber pronunciado mal una palabra o no haber sonado lo suficientemente en inglés. Sí damas y damos este sistema es un sistema castigante cuya única función, en esencia, es dejar mi auto estima totalmente en pedazos.

So that was the state of my mind today, how was yours?